El Espíritu de Nuestro Programa es la Formación Recreativa

PROGRAMA INTEGRAL

Nuestro programa es algo muy distinto de lo que se hace en la escuela, en la casa o en unas vacaciones tradicionales. Las actividades son divertidísimas, pero cada una de ellas tiene objetivos concretos, y que contribuyen al desarrollo de la persona en diferentes áreas.

Promovemos, motivamos y buscamos siempre que los acampantes participen en todas y cada una de ellas. Después de realizar las actividades, se sienten muy satisfechos de haber participado y, sin darse cuenta, aprenden algo nuevo.

PROGRAMA ÁGIL Y SEGURO

Acostumbramos tener actividades de diferentes intensidades, pero de manera continua, y van desde las 8 de la mañana hasta aproximadamente las 10 de la noche. De esta manera el programa que ofrecemos es muy ágil, lo que contribuye a la seguridad en todo momento.

Además las actividades son conducidas por personal calificado, de manera responsable y dando la mayor prioridad a la seguridad física y emocional de todos los participantes.

ADECUADO A LOS PARTICIPANTES

Nuestros programas de actividades se adaptan a grupos de diferentes edades y experiencia, para satisfacer una amplia gama de intereses, habilidades y niveles de aprendizaje. Con todo esto, se puede disfrutar el campamento al máximo.

Hay actividades y enfoques especiales dependiendo de la edad de los participantes, ya sean niños, adolescentes o adultos.

Organización General

Equipos, Secciones y Comunidad Valle Verde

Cada campamento es diferente en cuanto al número de participantes y sus características, pero buscamos que siempre haya interacción y oportunidades atractivas, al mismo tiempo que cuidamos que haya una atmósfera de intimidad donde cada animador conoce a cada acampante, y los acampantes se conocen entre sí y a todo el staff.

Este ambiente crea una fuerte sensación de comunidad, donde nos sentimos vinculados unos con otros, en lugar de pasar desapercibidos. Los acampantes aprenden a valorar a cada persona y desarrollan relaciones estrechas. Todo esto contribuye de manera importante a que Valle Verde sea un lugar tan especial.

En los campamentos de Verano, y en campamentos con más de 80 participantes, Valle Verde se divide en dos secciones: Alfa y Beta, que corresponden a la sección de niños chicos y grandes. Podrían compararse con dos minicampamentos, con su propio programa, coordinador y animadores.

Las dos secciones se juntan en muchas ocasiones para clubes, actividades y eventos comunitarios como shows, celebraciones, fogata, y miniolimpiadas.

Se divide a los acampantes de acuerdo a su edad y sexo, en equipos de 7 a 12 integrantes aproximadamente. Cada equipo tiene un animador si son hombres, y una animadora en el caso de las mujeres. Los participantes comen, duermen y hacen algunas actividades en estos grupos, junto con su animador.
Nuestros animadores tienen diferentes roles en una sesión de campamento. Algunos tienen responsabilidades variables en cada etapa del día y del campamento, lo que los ayuda a mantenerse entusiastas y motivados, pero sobre todo, les da amplias oportunidades para relacionarse y conocer a los acampantes.
El Coordinador de Sección y Asistente trabajan con los animadores para crear un programa balanceado y divertido, y se aseguran de que las actividades vayan de acuerdo a las necesidades e intereses de los acampantes. También resuelven cualquier contratiempo, y otorgan atención individualizada a los acampantes. Todos los animadores de Valle Verde son también instructores certificados en muchos de nuestros clubes. Son guías y líderes enfocados en la diversión, las actividades y el espíritu del campamento.
Muchos de nuestros animadores fueron acampantes durante muchos años, y algunos tienen experiencia en otro tipo de trabajo con personas. Sin embargo lo más importante es que son jóvenes entusiastas que disfrutan trabajar con niños, dan un buen ejemplo en cuanto a sus hábitos personales, maduros y competentes en su trabajo y con un gran sentido del humor. Nuestros animadores son modelos a seguir, hermanos mayores y amigos entregados. En Valle Verde cada animador sabe que su principal responsabilidad es la seguridad, bienestar y diversión de los niños con los que comparte el campamento.
El Staff incluye animadores a cargo del material, equipo, instalaciones, fotografías, documentación y otros procesos administrativos. También hay un encargado especial de salud y alimentación, que está en el campamento durante toda la sesión.
Nuestro equipo de coordinadores aseguran el calor, espíritu, seguridad y diversión del estilo Valle Verde. Promueven la estabilidad y el ambiente de convivencia, crecimiento y diversión de los que nos sentimos orgullosos. En cada sesión del campamento tenemos uno o dos Coordinadores de Sección, un Coordinador Asistente y un Coordinador General.
Los acampantes en Valle Verde aprenden, a través de la experiencia, a tomar decisiones, tener iniciativa y a ser responsables. Valle Verde ofrece a cada participante oportunidades para expresarse, elegir, tomar decisiones y para asumir responsabilidades para sí mismo y para el grupo.

* En Valle Verde hay una proporción de 1 animador por cada 4  acampantes.

Los Animadores

El alma de Valle Verde


En Valle Verde estamos orgullosos de nuestro equipo de animadores, y del compromiso que tienen hacia los participantes en nuestras experiencias.
Sin duda creemos que los animadores son la parte más importante de un excelente campamento.  ¿Quieres saber más sobre ellos?

Nuestra Gente

Un día en Valle Verde

Actividades Increíbles y Momentos Inolvidables

LA EXPERIENCIA DE UN PARTICIPANTE

Hoy fue un día lleno de juegos, risas y diversión en Valle Verde. Nos despertamos algo temprano, y todavía se sentía el frío del bosque. Se oyó la música de formación y todos corrimos para comenzar las actividades del día. Gandalf y Frodo, de “El Señor de los Anillos”, nos enseñaron algunos ejercicios que hacen todas las mañanas para activarse.

Ya que estábamos más despiertos y contentos, Pablo -el animador de los rojos- hizo una reflexión acerca del primer dedo de la manita de Valle Verde: el Calor Humano, y lo tuvimos muy presente durante todo el día. Luego nos fuimos a desayunar un poco de fruta y jugo y unos deliciosos Hot Cakes. Tuvimos unos cuantos minutos en que todos recogimos la mesa y nos fuimos al cuarto a lavarnos los dientes, recoger la ropa, acomodar los sleepings y prepararnos para la aventura.

 

Por la mañana tuvimos nuestros primeros clubes. Hicimos muchísimas cosas nuevas y muy divertidas. En el club de panadería hicieron un pan que les quedó muy rico; y sobre todo se destacó Polo de los azules, que resultó ser un excelente cocinero. También hubo niños que nos impresionaron muchísimo por su buena puntería al tirar con arco y rifle. En los clubes artesanales como pirograbado, hilar geométrico, alebrijes y vitrales, empezamos a realizar el diseño de lo que esperamos serán nuestras obras de arte. Los niños de esquí salieron por primera vez al lago, y pudieron disfrutar del agradable clima y la bonita vista, además de pasársela muy bien intentando alcanzar cada quién su propia meta. Los de escalada en roca, vivieron una experiencia completamente diferente, aprendiendo las primeras técnicas de un deporte muy emocionante y disfrutando su primera escalada. Después de toda esta emoción, disfrutamos de un refrigerio muy refrescante.

Al terminar los clubes nos reunimos con todos los otros niños e hicimos un juego acuático que a los rojos y a las moradas les encantó: la “Torturita”, donde conocimos y nos divertirnos con niños y niñas de todas las edades. Al terminar tuvimos unas carreras de temas variados: el “chaplin”, la “carga disminuida”, los “costales”, los “borrachitos”… y por supuesto, las risas y las porras estuvieron presentes todo el tiempo.

 

Llegamos a la hora de la comida con muchísima hambre, y disfrutamos de una deliciosa sopa, ensalada, milanesas de pollo y un delicioso arroz con leche. Durante la comida estuvimos platicando todos los del equipo. Nos dimos cuenta de que en poco tiempo nos conocemos bastante bien, y podríamos ser excelentes amigos. Recogimos la mesa, y tuvimos un tiempo para hacer distintas cosas. Algunos fueron a la tienda, los cafés y las moradas estuvieron platicando y tomando el sol, pero muchos otros nos la pasamos jugando futbol o quemados. Lo mejor es que cada quien podía hacer lo que quisiera, y hay muchas opciones, así todo mundo se la pasa excelente.

Esta tarde fue algo diferente, porque no tuvimos clubes como otros días. En lugar de eso comenzaron con un rally en la sección de Alfa (chicos) y los de Beta (grandes) tuvieron una pista de comandos. Las dos secciones estuvieron divertidísimas. Los chicos asombrados conociendo a los personajes de Harry Potter, y los grandes muy cansados y sucios, después de superar todas las pruebas de la pista. Por suerte hubo tiempo de bañarse, para que no olieramos mal.

Los niños de Alfa estuvieron super contentos porque Bob Esponja decidió invitarlos a participar en una “batalla de colores”, aunque fue muy difícil decidir cuál de las banderas era la más marcada con otros colores. Finalmente el equipo ganador resultó ser el Naranja. Mientras tanto, la sección de Beta tuvo un impresionante y reñido duelo entre niños y niñas, en un Torneo de concursos. El más divertido fue el de los personajes, en donde finalmente después de pedir una revancha, el equipo de los niños ganó por tan sólo 15 segundos.

 

La cena estuvo muy rica, y las azulas nos enseñaron unos ritmos para hacer en las mesas. Todo el campamento acabó participando, y se sentía un ambiente lleno de energía y buena vibra. Nos fuimos a lavar los dientes y a poner chamarras, porque empezó a hacer algo de frío. Entonces tuvimos un momento muy especial, que se llama “Diálogos en confianza”, donde unos personajes reunen a todo el campamento y hacen entrevistas a los acampantes, y algunos demuestran sus talentos o nos platican cosas interesantes. Aunque es muy corto este momento, a todos nos encanta, porque nos ayuda a conocer a todos los del campamento, y hace que nos sintamos como una gran familia.

Para las actividades de la noche nos volvimos a dividir en secciones. Los niños de Beta tuvieron una misión de valor, en donde tenían que conseguir los amuletos que estaban en diferentes zonas. Todos pasaron momentos escalofriantes pero muy divertidos. Al mismo tiempo, los niños más chicos tuvieron una noche de concursos interactivos, pero lo mejor de la noche fue el concurso de imitación a artistas, en donde el premio se lo llevó Mauricio de los amarillos por ser el mejor imitador de Elvis Presley.

Acabamos muy cansados, pero platicando en nuestra cabaña nos dimos cuenta de todo lo que hicimos el día de hoy: aprendimos cosas nuevas, creamos lazos con otros acampantes y nos divertimos muchísimo. Realmente Valle Verde es un lugar mágico, donde se viven muchas emociones y donde podemos gozar y crecer.

Aunque este es el programa de un día típico, cada club se realiza 3 veces por semana, por lo que siempre hay variaciones, como excursiones, acampadas, miniolimpiadas, días especiales, tiempo de equipo, y muchas otras.

Más sobre Nuestras Actividades

Además, en el programa se intercalan breves tiempos de motivación, preparación, limpieza, diálogo e interacción.

.